jueves, 14 de agosto de 2008

Chiles en Nogada

Tal vez el aspecto que más disfruto de haber nacido y vivir en Puebla es la comida. Como sabrán, la cocina poblana es muy variada y tal vez sea la más representativa de México. El mole y sus diferentes variedades, las cemitas, los diferentes tipos de pipián, los innumerables antojitos, los camotes y un sin número de dulces. Pero como ya deben suponer, en esta ocasión hablaremos de los chiles en nogada.

La historia de los chiles en nogada es corta, pero no por eso poco significativa. Después de firmarse los Tratados de Córdoba, donde se reconocía la independencia de la Nueva España, Agustín de Iturbide celebró su onomástico en la ciudad de Puebla en un homenaje preparado por las monjas Agustinas.

El platillo consiste en un chile poblano relleno de un picadillo que contiene principalmente carne y fruta, entre más de veinte ingredientes. Los chiles se sirven bañados en la nogada, que es una salsa preparada a base de nuez y queso, y decordados con semillas de granada y perejil. Con esto quedan representados los tres colores de la bandera trigarante, que son los mismos de la actual bandera de México: verde, blanco y rojo.



Los ingredientes de temporada, como las frutas (manzána, durazno, pera, granada) y las nueces se encuentran disponibles en los meses de agosto y septiembre. Se pueden consumir en muchos restaurantes de la ciudad de Puebla. Pero la mejor experiencia consumirlos después de prepararlos en casa. De esta experiencia se pueden aprender varias lecciones:

Trabajo en equipo. Los chiles en nogada son un platillo complicado por la cantidad de ingredientes que lleva. Su preparación es demandante de tiempo y generalmente debe iniciarse desde el día anterior. Es muy difícil que una sola persona los pueda preparar y obtener buenos resultados. Por tanto, hacer chiles en nogada se convierte en un proyecto que requiere planeación, liderazgo y trabajo en equipo.
Sustentabilidad. Uno entiende la importancia de conservar y proteger el medio ambiente, y en especial las especies presentes en Puebla, cuando los ingredientes escasean y no son de la misma calidad de la que se podían encontrar hace algunos años.
Generosidad. Por su cantidad y disponibilidad, los ingredientes son costosos. Para que valga la pena, se deben preparar suficientes y para la que la experiencia tenga sentido, se deben de compartir.
Patriotismo. Los chiles en nogada son un platillo que conmemora la independencia de México, por tanto, es una tradición consumirlos la noche del 15 de septiembre, cuando se conmemora el inicio de la lucha por la independencia.

2 comentarios:

Eder Isaac dijo...

que onda Dan!! me parece genial la idea de un nuevo blog... este se ve mas... fresco?... lastima que no tengo blog activo para que me enlaces, cuidate!

Dan dijo...

Hey, gracias por el comentario.

En efecto, es una lástima que no tengas a dónde enlazarte.

Saludos.