jueves, 18 de septiembre de 2008

Green Porno



Green Porno es una serie de ocho cortometrajes producidos por Sundance Channel, ideados, escritos, dirigidos y actuados por la actriz Isabella Rossellini. Éstos tratan sobre los hábitos sexuales de algunas criaturas, principalmente insectos.

En cada corto Rossellini recrea los hábitos reproductivos de una especie en particular. Isabella habla a la cámara narrando, por ejemplo "Si yo fuera una abeja..." y entonces se transforma en el macho de la especie mientras explica y actúa como los individuos de la especie hacen el amor. El tono de los programas es cómico y caricaturesco, pero a la vez, agudo y profundamente informativo.

Las criaturas presentadas en cada corto son las siguientes:
  • Lombriz
  • Libélula
  • Abeja
  • Luciérnaga
  • Caracol
  • Araña
  • Mosca
  • Mantis religiosa
Aquí un par de muestras:



Un aspecto importante de esta producción es que está pensada para la "tercera pantalla", es decir la de dispositivos móviles como el iPod, celulares y computadoras. Los colores utilizados y la duración de cada corto (un minuto) están pensados en la mejor experiencia visual en estos dispositivos.

Para saber mas:

3 comentarios:

Rax dijo...

Oye, pues suena muy interesante. Llegando a casa (donde sí tengo bocinas) le echo un ojillo.
gracias por la felicitación aquella, y muchos saludos :)

Unknown dijo...

¡Un comentario!
Gracias por tu visita. Siempre es un honor cuando te das una vuelta por acá.

Vaya, este blog tiene más visitas de lo que pensaba...

ol46pxtshp dijo...

If the supplier and roulette staff are well-trained, they might find the bias ahead of the software program. Gunning for a contemporary design like Huxley Mk7 additionally be} your finest shot. However, you have to a watch 원엑스벳 on|regulate|control} the wheel for a couple of minutes to see if it indeed pays out. Deceleration doesn’t have an effect on} most of the recent iterations or variations of the desk, and manufacturers are working full-time to place the problem to relaxation once as} and for all. In each European and American roulette, the sequence of the numbers on the wheel is very totally different from what you’d count on.